Al filo de la AmazoniaNiveles 3-4

Este año con Objetivo Ciencias Internacional, ¡ven y participa en la primera expedición en Guayana francesa! Véase la descripción detallada

Al filo de la AmazoniaNiveles 3-4

Este año con Objetivo Ciencias Internacional, ¡ven y participa en la primera expedición en Guayana francesa! Véase la descripción detallada

Biodiversidad - 15 días - Amazonia
Talleres vacacionales que cambian el mundo
Aventuras fuera de lo común, proyectos reales para el desarrollo sustentable

Introducción

¿Sueñas con Amazonia? Pues disfrutarás de tu estancia en el corazón de la selva amazónica, en una zona segura y protegida, inmerso en este país que cuenta con una de las diversidades biológicas más ricas del mundo.

El taller

Ven y participa en trabajos científicos sobre la fauna y flora del entorno para conocer y proteger esta diversidad amenazada por varios peligros: explotación forestal, desarrollo urbano y vial, lavado del oro, son tantas agresiones para con este pulmón del planeta.

Durante esta expedición, vas a convivir de forma segura con la naturaleza local, seguir auténticos protocolos de investigación y efectuar identificaciones florísticas y faunísticas.
Asimismo, permitirás la progresión del programa de investigación PERCEPCIÓN de Objetivo Ciencias Internacional.

Comunicando sobre toda la riqueza que contiene la selva, será posible concientizar la opinión pública y hacer que evolucionen las mentalidades: los efectos de tu estancia van a perduran más allá del viaje.


La estancia

Guayana es un departamento de Ultramar de más de 90 000 kilómetros cuadrados, situado en Sudamérica, entre Surinam y Brasil.
Es la única tenencia francesa ubicada en el cono sur. En 1988, solo contaba con 90 000 habitantes, y hoy día, poco más de 160 000: es la densidad de población más baja del continente latinoamericano, e incluso del planeta.
Dicho fenómeno, ampliado por la concentración de la población en el litoral y los ríos, provoca la desertificación tierra adentro.
Por la parte oeste, Guayana colinda con Surinam (ex Guayana holandesa), y con Brasil por las partes sur y este.
Es ecológicamente amazónica, patrimonialmente francesa y políticamente europea, y es una selva tropical húmeda.
La selva de Guayana cuenta con 8 millones de hectáreas y constituye el mayor macizo forestal de Francia, es decir, una tercera parte de la cubierta forestal francesa; se caracteriza por una diversidad biológica extrema, con más de 1 500 especies de árboles, de los cuales algunos solo pueden observarse en este territorio.
El ONF (Instituto Nacional Forestal) gestiona 5,3 millones de hectáreas de selva y el Parque amazónico de Guayana se encarga de las hectáreas restantes.
Esta selva es objeto de apuestas importantes para Guayana, Francia y de manera general para la comunidad internacional:

  • valorar económica y sosteniblemente las selvas, con una dinámica próxima a los funcionamientos naturales: almacenamiento del sector maderero, desarrollo ecoturístico, utilización de los productos de la selva por las poblaciones, etc. asegurando la sostenibilidad de estas acciones
  • conservar las funciones ecológicas: con una red de conservación estricta que muestrea los diferentes ecosistemas y hábitats naturales en amplias superficies.
  • unir a la sociedad guayanesa alrededor de la selva: involucrar a la población y los políticos para lograr una mejor garantía de gestión sostenible.
  • prorrogar los esfuerzos de adquisición de conocimiento sobre medios aún desconocidos.
    Guayana dispone de las normativas necesarias para responder a estas apuestas y potenciar una política forestal concertada con los colectivos y poblaciones locales que sea avalada por unos procesos de certificación de gestión sostenible como PEFC.
    Guayana cuenta con una superficie 6 veces inferior a la de Francia metropolitana, pero posee aproximadamente 10 veces más especies animales (descritas)... más concretamente en insectos y arañas.
    Es tierra predilecta para amantes de la naturaleza y curiosos de la observación animal.

Durante nuestros recorridos por los senderos señalados, podremos observar distintas esencias de árboles, tales como la angélica, el bagazo, el achiote, la vuacapua así como una curiosidad: el matapalo (o ficus estrangulador) cuya particularidad es “colonizar” otros árboles. Sus raíces recorren el “huésped” por fuera, formando una auténtica catedral de madera, trepando y enroscando su tronco hasta que este acabe muriendo y desapareciendo.
Provistos con prismáticos, podremos tratar de observar algunas de las 750 especies de aves, entre las cuales 35 variedades de colibrís, pero también 480 peces de agua dulce, 5 200 especies vegetales, 186 mamíferos… Con un poquito de paciencia, tal vez podamos observar tapires (maipuri), armadillos gigantes, ciervas, e incluso jaguares, quién sabe….
Es cierto que algunos animales despiertan sentimientos negativos entre la población: serpientes, arañas y batracios tiene mala fama como por casi todo el planeta, pero no temas, ya que su prudencia natural hace que no resulte fácil toparse con ellos.
Durante la jornada, cruzaremos esta exuberante vegetación para realizar protocolos de investigación elaborados con nuestros asociados.
Durante tu estancia, aprenderás a conocer este entorno, manejar aparatos de medida, analizar tus observaciones y compartir tu experiencia con el público general por medio de transmisiones. (Conferencias, presentaciones fotográficas…)

Video

El proyecto de investigación

La estancia Al filo del árbol - Guayana forma parte del programa de investigación PERCEPCIÓN que trata de entender mejor las relaciones entre todos los seres vivos de un ecosistema, con el objetivo de proponer soluciones ecológicas novadoras de producción agrícola y gestión forestal.
De hecho, la selva también ofrece recursos para el hombre. Con una gestión eficiente, puede facilitar materiales para construcción y energía… pero tal vez pueda también alimentarnos y curarnos…
En numerosos países, los árboles compiten con las tierras agrícolas y a veces la supervivencia acarrea la desforestación… Así que ¿cómo cultivar en la selva? Puede existir la convivencia entre ecosistemas ricos y recursos alimentarios sin impactar la biodiversidad?
En ese caso, ¿por qué no ir a averiguar por nosotros mismos sobre esa biodiversidad y tratar de entenderla mejor para protegerla mejor?
Es la finalidad de este proyecto, por medio de la investigación participativa, siendo actores de nuestras respuestas… experimentar para comprender, explorar para conocer…

Identificación y clasificación faunística y florística; estudio de impacto ambiental, seguido por espacios naturales e índices de calidad de los ecosistemas; análisis de la biodiversidad y caracterización de los hábitats relacionados por estudio físico y físico-químico, de la escala de la lectura hasta la del paisaje.

Conceptos comprendidos en el taller

Ecosistemas - Antropología - Árboles - Co-evolución - Conocimientos ancestrales - Etno-botánica - Insectos - Fotosíntesis - Plantas carnívoras - Plantas medicinales - Sotobosque - Permacultura - Técnicas de trepa y ocio vertical por árboles.

El material utilizado

Red para cazar mariposas - Herbolario - Prismáticos - Lupa de terreno - Lupa binocular – Gafas de observación - Material de laboratorio - Microscopio - Fotografía digital – Trampa para insectos – Trampas para animales pequeños - Terrario – Cubreobjetos para microscopio – Estuche para disección (pinzas, escalpelo, tijeras) - Material de trepa por árboles.

El lugar

A la llegada, tomaremos tiempo para descubrir Cayena, capital de Guayana, luego nos lanzaremos tras la Guayana “profunda”. La mayor parte de nuestro día a día transcurrirá en la selva y nos desplazaremos a pie muchas veces, por lo cual cabe prever pantalones largos y zapatos cerrados.
Es posible que usemos piraguas en caso de acceso difícil para los coches en las carreteras. A veces, exceptuando el avión, la piragua es el único medio para sumirse tierra adentro remontando los ríos. El recorrido se efectúa en piraguas de madera o aluminio, equipadas con motores de fuera borda, y en ellas caben de 8 a 14 pasajeros. Tenemos contacto con una agencia in situ, que suele trabajar con investigadores del mundo entero, por lo que acostumbran a transportar personas y material.
En cada pernoctación, podremos disponer de váteres o varios abastecimientos de agua.
Con respecto a la comida, almorzaremos con picnics si nos vamos toda la jornada, y por la noche podremos disfrutar, según donde estemos, de cenas con comida tradicional, como el caldo de awara (un estofado), y a veces una cena más sencilla pero muy rica. Guayana se beneficia de varias influencias: allí podemos probar comida francesa, criolla, brasileña y hasta china. Contrariamente a lo que a veces se cree, todos los platos no llevan tantas especias.
A nivel de la comunicación exterior, podrás llevarte el móvil. Funciona con Orange Caribe o Digicel. Pero ojo con la tarjeta sim, ya que todas no son compatibles. Para ello, hay que desbloquear el móvil antes de la salida si quieres comprar un chip nuevo. Aún con todo, no se puede garantizar la calidad de la red durante la expedición.
Más vale equiparnos con un teléfono vía satélite en caso de problema, ya que con este sistema podremos conectar con nuestros familiares cada día, a través del cuaderno de a bordo llevado a diario, y que podrá consultarse por internet.
A veces, una conexión internet será disponible, según las diferentes etapas de la expedición.
Se comunicará un listado de los enseres a todos los participantes. (Ropa, medicamentos, material…)

La cotidianidad en el sitio

Solène TOUZEAU
Tras haber conseguido en 2011 un Master de Biología de los organismos y poblaciones en Université de Bourgogne, ingresó en la ONG Objetivo Ciencias Internacional en junio de 2012 y se convirtió en Instructora científica del campamento Biotech Connection.
En 2013, aceptó el puesto de Directora del programa de investigación PERCEPCIÓN, y se puso a dirigir distintos campamentos como Al filo del árbol, Al filo del agua o El suelo y sus secretos.
La primera expedición del programa PERCEPCIÓN es la expedición prueba en Guayana francesa. Ya está abierta la matrícula, y ¡esta primicia cuenta con un número de plazas limitadas!

El hospedaje

Durante la expedición, iremos sin florituras; olvídate de tu cama tradicional y los hoteles de 4 estrellas: para la mayor parte de las pernoctaciones, dormiremos juntos en el mismo carbet. Se trata de una cabaña de madera sin paredes, típica de las culturas amerindias, dentro de las cuales podremos colgar nuestras hamacas provistas con mosquiteras. Guayaneses y Brasileños llevan cientos de años usando estas cabañas para protegerse. Sus amplias dimensiones sombreadas permiten conservar parte del frescor nocturno y resguardarse de la lluvia.

Testimonios

Preguntas frecuentes


Haga una pregunta

Foto / Video

Nuestros socios

Ver también